como cruzar el Darién desde Cúcuta

como cruzar el Darién desde Cúcuta

 

Como cruzar el Darién desde Cúcuta, No es ningún secreto que muchos países están sufriendo una crisis económica y social, por lo que la población de estos países está en busca de un futuro mejor para ellos, sus familias y seres queridos, por lo que la mayoría está buscando emigrar de estos países. La mayoría de los haitianos, asiáticos, cubanos, africanos y venezolanos se dirigen al norte.

La mayoría ve a Estados Unidos como una solución a todos sus problemas, y han iniciado su viaje a este país de los sueños.

Muchas veces no tenemos los recursos para ingresar a este país donde es muy difícil entrar, por sus complicados trámites de visa y algunos de ellos son muy costosos e imposibles para quienes no tienen los recursos.

Por eso tomamos la opción de pasar por el Darién, en este artículo te diremos cómo cruzar el Darién desde la ciudad de Cúcuta para pasar este punto estratégico que separa América Latina con América del Norte.

Lo primero que debemos saber es que desde Cúcuta hasta Necoclí – Antioquia hay una distancia de 951 km de ruta por carretera más corta, aproximadamente 17 horas de viaje.

Necoclí es uno de los principales puntos de partida para ingresar al Darién.

En Necoclí hay dos muelles. El primero es de madera y está cerca de la playa de los turistas, que son los que más viajan allí, donde opera la empresa Caribe S.A.S.

La otra está a unos 400 metros (cuatro o cinco cuadras) de la primera, y desde aquí salen las lanchas de la empresa Catamarán, que transportan en su mayoría a los migrantes. Ambas empresas venden pasajes al Chocó para ambos segmentos.

Para los turistas, el pasaje cuesta unos $85.000 y para los migrantes, $160.000, porque se les cobra por el regreso de la embarcación vacía y aunque todos pueden salir de ambos muelles, da la impresión de que están divididos.

El comercio en el segundo muelle comienza al amanecer. La primera embarcación parte a las 7 de la mañana, pero incluso antes, los vendedores ofrecen botas de pantano, machetes, estufas y otros artículos. Estos productos pueden costar alrededor de 300.000 dólares o 100 dólares.
Como son más caros en dólares, los extranjeros prefieren cambiar de dólares a pesos colombianos. Varias personas se dedican a esta actividad clandestina. Entre ellos fijan la tasa y la actualizan según el mercado de divisas, aunque el precio siempre es menor.

Por ejemplo, si el tipo de cambio es de 4.000 dólares, lo dejan entre 3.700 y 3.800 dólares.

Una vez terminado el cambio, y con el billete comprado, se preparan para embarcar. El equipaje va en bolsas de plástico y lo llevan en carros hasta los barcos. Mientras tanto, se ponen los chalecos salvavidas y esperan sentados bajo las carpas blancas.

Al final de la pasarela, les espera el barco de 80 pasajeros. Todos los días parten de dos a cuatro embarcaciones que transportan entre 100 y 200 personas al otro lado del golfo de Urabá.

Al otro lado del golfo de Urabá les espera un viaje de tres a cuatro días entre árboles y pantanos. Cuando terminen, estarán en Panamá y podrán seguir su camino hacia su destino final.