¿Cómo es la situación y la crisis existente con los migrantes en Necoclí?

¿Cómo es la situación y la crisis existente con los migrantes en Necoclí?

Colombia es uno de los puntos principales para los migrantes que se dirigen hacia el norte ya que esta es la zona límite entre América del Sur y Centroamérica. Por esto, gran cantidad de personas ingresan al país y se dirigen hacia la selva del Darién, que es la frontera entre el territorio colombiano y Panamá.

Antes de adentrarse en la inmensa selva, la mayoría de los migrantes provenientes de Venezuela, Ecuador, Haití, Cuba, África o Asia, pasan por múltiples ciudades y lugares, entre ellos, llegan al municipio de Necoclí, en Colombia, una zona que es considerada como un punto obligado en el que detenerse si se quiere llegar hasta Panamá. Pero, ¿por qué es importante llegar a este lugar durante el camino hacia Estados Unidos?

Migrantes en Necoclí, un punto clave 

Este pueblo es uno de los once municipios que conforman la subregión de Urabá, la cual está ubicada en el departamento de Antioquia. Necoclí cuenta con más de 70.000 habitantes y es conocida por ser un paraíso turístico debido a sus playas, ya que esta región limita en el norte y en el oeste con el mar Caribe. 

También, este pueblo colombiano es reconocido entre los migrantes por ser un punto clave para llegar a Acandí o Capurganá, que son los lugares ubicados en el norte del departamento de Chocó, en toda la zona fronteriza con Panamá y dos de los lugares por donde se puede ingresar a la selva del Darién. 

Desde Necoclí salen lanchas que llevan a los migrantes por un precio aproximado de entre 40 y 70 dólares por persona hasta Acandí o Capurganá. Algunos migrantes han declarado que para conseguir un cupo han tenido que esperar horas e incluso días.

Debido a la gran demanda de cupos en las lanchas por  parte de los migrantes, en las playas de este municipio los lugareños empezaron a adaptar negocios donde ofrecen a los migrantes productos, ropa e incluso kits para sobrevivir en la selva. También se ofrecen servicios de baño y estadía para aquellos que deben quedarse en el pueblo mientras consiguen los tiquetes para viajar a Acandí. 

Por esta gran llegada de migrantes a Necoclí, el municipio entró en una crisis debido a que los migrantes continuaban llegando, pero para salir se tardaban días y semanas, no había una manera inmediata de salida. Así, las calles se llenaron de hasta 22.000 migrantes desesperados por estar represados allí y sin tener donde quedarse ni a dónde ir. 

¿Qué estaba sucediendo en Necoclí?

El municipio de Necoclí empezó a recibir cerca de 300 migrantes que estaban varados allí en plena pandemia del año 2020 debido a que las fronteras se cerraron. Desde ese momento la Alcaldía pidió ayuda ante la imposibilidad de mantener los resguardos para migrantes que se habían instalado.

Sin embargo, durante el año 2021 la crisis aumentó incontrolablemente y la cantidad de migrantes empezó a incrementar. En solo seis meses pasaron de 1.000 a 10.000 personas represadas en cambuches improvisados en las playas.  

El ingreso de migrantes al municipio era aproximadamente entre 800 y 1.200, una situación difícil de controlar ya que en plena pandemia no había venta legal de transporte hacia Panamá, por lo que por más de 20 días estuvieron atrapados los migrantes en estas playas.

Esto causó un colapso en los servicios públicos, de acueducto, alcantarillado y salud. Debido a la cantidad de migrantes y a la contingencia por coronavirus, el pueblo reportó desabastecimiento de alimentos y precios demasiado altos. 

A todo esto se le sumaron las condiciones climáticas de la región, pues las lluvias incrementaron la marea y esto terminó impidiendo el paso de las lanchas hacia Panamá. 

Ante esta situación, el Gobierno tomó medidas para reabrir el transporte y, junto con las autoridades panameñas, habilitar el traslado de migrantes desde Necoclí hasta Panamá. Con esto, pasaron de transportar 850 migrantes a 1.600 al día. 

Así, en noviembre de 2021, el Gobierno declaró como superada la crisis migratoria, debido a que el municipio pasó de albergar 22.000 migrantes a tener un promedio de 400. 

La situación actual de los migrantes en Necoclí

Después de la severa crisis que atravesaron los migrantes y los lugareños en Necoclí, se redujo la cantidad de migrantes que atraviesan el pueblo, la cifra se encuentra en transportar 150 personas hacía Panamá en temporada alta, y alrededor de 80 en temporada baja. 

Los migrantes que pasan por allí provienen de diversos países, hay un promedio de 45 nacionalidades, entre ellas, Venezuela, Bangladesh, China, Ecuador, Perú e incluso de personas nacionales. 

A diferencia del año pasado, las personas ya no están represadas en Necoclí y se puede ver gran variación entre familias enteras y jóvenes que se encuentran solos, en su mayoría provenientes de Venezuela, cuando anteriormente eran de Haití, todos con  el común denominador de cumplir su sueño americano. 

A junio de este año, por Necoclí han pasado alrededor de 19.000 migrantes, cuyo objetivo, en la mayoría de los casos, es el Darién, Panamá y, finalmente, Estados Unidos. Es evidente una reducción en la cantidad de migrantes, comparado con el año pasado. 

A pesar de esto, las autoridades siguen preocupados por la cantidad de migrantes que deciden realizar este recorrido por rutas sin control autoritario e irregulares, lo cual pone en riesgo su vida y aumenta las posibilidades de naufragar en estas aguas. 

A esto se suma que algunos migrantes, por cuestiones económicas, se ven en la necesidad de quedarse en trabajos informales para ahorrar dinero y así poder continuar su viaje. El problema, es que en algunos casos la necesidad lleva a que caigan en actividades ilícitas como el tráfico de personas y de estupefacientes o la explotación sexual.

Todo esto evidencia la dificultad que tienen los migrantes en necocli. Sin embargo, llegar a este municipio antioqueño es solamente el inicio de un largo viaje, lleno de otros peligros y esfuerzos.