¿Cuáles son los empleos a los que puedes aplicar en Estados Unidos?

¿Cuáles son los empleos a los que puedes aplicar en Estados Unidos?

La migración en América Latina y el Caribe encuentra en Estados Unidos el país de destino más deseado. Asimismo, los trabajadores migrantes son uno de los principales motores de la economía estadounidense. A pesar de que los sentimientos nativistas y antinmigrantes son comunes, siempre se están ofertando trabajos destinados al tipo de trabajadores mencionados. En los párrafos siguientes, se habla de los migrantes en el mercado laboral estadounidense, los trámites burocráticos requeridos y, finalmente, de cómo aplicar a empleos en Estados Unidos.

Migrantes en el mercado laboral.

El Pew Research Center en un estudio realizado en 2020 revela la situación en la que se encuentra gran parte de las condiciones de trabajo de los inmigrantes en Estados Unidos. Los cálculos muestran que el 77% de los adultos estadounidenses piensa que los inmigrantes indocumentados cubren aquellos trabajos que los ciudadanos no estarían dispuestos a ejecutar.

Asimismo, el 64% considera que aquellos con una situación migratoria regular también trabajan en puestos que los ciudadanos no desean.

No obstante, la participación de los inmigrantes en la economía es fundamental. De hecho, cerca de 750,000 indocumentados se encuentran trabajando en industrias de producción, distribución y venta de alimentos. El carácter esencial de estos trabajadores se vio de manera clara durante el confinamiento causado por el Covid-19, ya que fueron ellos y ellas quienes mantuvieron en marcha la cadena de suministro en todo el país.

En Estados Unidos hay aproximadamente 8,2 millones de trabajadores de la industria alimentaria. De ellos, el 23% está conformado por trabajadores migrantes.

En cuanto al impacto de la pandemia en el desempleo, el centro de investigación mencionado señala que los inmigrantes fueron el sector más vulnerable. Con el inicio de la recesión, este colectivo vio aumentada su tasa de desempleo. Sin embargo, después de un año, y con la economía recuperándose, las tasas de desempleo entre inmigrantes y trabajadores nacidos en Estados Unidos es prácticamente la misma.

Lo anterior habla que los puestos de trabajo que cerraron durante el confinamiento están volviendo a ser solicitados.

Trámites y formatos.

El gobierno de los Estados Unidos tiene diferentes clasificaciones de inmigración, dependiendo del propósito de quienes desean llegar a su país. Hay una primera diferencia entre los que entran temporalmente y los que quieren vivir permanentemente. Llaman a esta clasificación no inmigrante e inmigrante, respectivamente.

De esta primera clasificación surgen los distintos tipos de visado. Para la mayoría de las visas de trabajo, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos​ (USCIS, por sus siglas en inglés), pide que los empleadores que ofertan vacantes se encuentren certificados ante el Departamento del Trabajo. Para ello existen formularios que se tienen que atender como condición inicial para que se puedan publicar ofertas y, también, para certificar la autorización de la petición.

Dependiendo del sector o la industria, el gobierno puede limitar la cantidad de peticiones que los empleadores pueden emitir durante un año fiscal. Lo anterior, es una característica de los trabajos temporales y de temporada.

Las visas de trabajo se tramitan en las embajadas y consulados estadounidenses de los países de origen de los trabajadores. El camino a seguir puede cambiar dependiendo de dónde se encuentre la embajada o consulado. Sin embargo, en la mayoría se pide llenar formatos, fotografías, atender a una entrevista, pagar la tarifa y mostrar la documentación (pasaporte y recibo de pago).

Aplicar a empleos en Estados Unidos.

Para poder aplicar a empleos en Estados Unidos existen varios recursos. El primero de ellos es el propio Departamento del Trabajo. El cual tiene una bolsa de trabajo destinado a los trabajadores migrantes. En este sitio se pueden observar todas las especificaciones de las ofertas.

Por otro lado, existen ofertas que se publican desde los países de origen. Tal es el caso del Servicio Nacional de Aprendizaje de Colombia (SENA), en donde constantemente se da a conocer sobre este tipo de trabajos.

Finalmente, existen varias bolsas de trabajo en Internet en donde los trabajadores pueden ponerse en contacto con los empleadores. Pero, uno de los aspectos estratégicos sobre esta búsqueda es la certificación de los patrones ante el Departamento del Trabajo, la cantidad de peticiones disponibles y contar con una visa de trabajo vigente.