Darién: Venezolanos en peligro desafían la selva por la libertad

Darién: Venezolanos en peligro desafían la selva por la libertad

Aferrados a Dios. Así recorren El Tapón de Darién Venezolanos, quienes buscan la realización del sueño americano.

Sueño que se les ve truncado por los desafíos de la naturaleza y los propios que genera el recorrido de esta ruta, también conocida como la selva del infierno. 

Solo un corazón valiente y decidido puede determinarse a tal acción, aun sabiendo el alto riesgo de perder la vida en el camino. Las razones que tienen los venezolanos suelen minimizar estos factores. Así lo han expresado en diferentes medios de comunicación. 

Darién Venezolanos  

Esta travesía puede durar para algunos (los más favorecidos) 7 días, o hasta 15 días a los que encuentran más desafíos dentro de la selva de Darién. El camino inicia desde las trochas colombinas; específicamente en Necocli, Antioquía, allí los migrantes pagan entre 50 y 70 dólares para llegar hasta Capurganá, límite con Panamá.  

Los gastos de este viaje para quienes lo realizan, es todo o nada. Testimonios indican que para viajar, deben vender todos sus bienes materiales; y lo hacen con sus sueños en una maleta, bolso o mochila, entre menos lleven; el viaje se hace más ligero. 

A medida que van recorriendo la selva, la realidad los golpea, más que la intermitente lluvia. Las dificultades van en aumento despojándolos de sus pertenencias, las cuales abandonan en las montañas, para aliviarse del peso. Mientras esto ocurre, los gobiernos siguen indolentes, sin tomar acción para evitar tanto dolor humano.  

 

Un camino sin retorno 

Una vez atravesada la selva colombiana, el camino de Darién venezolanos no tienen retorno. Tanto es su deseo por llegar a suelos americanos, que evaden los descansos o paradas. Los guías quedan sorprendidos por el nivel de rudeza que estas personas tienen.  

Las dos primeras semanas del mes de julio, las noticias han sido desgarradoras, al menos 11 personas no identificadas han fallecido, por diferentes causas. Estas cifras no han sido confirmadas por fuentes oficiales, se contabilizan de los testimonios de viajeros, quienes indican que los cuerpos son abandonados en la selva.  

Cabe destacar que las estadísticas recientes, revelan que 5 de cada 8 personas son niños. Además, las cifras de Darién venezolanos del 2022, es diez veces más del total del año 2021.  

Para ser exactos el gobierno de Panamá ha registrado el paso de 28.079 venezolanos por el Tapón de Darién, entre enero y junio del 2022. Mientras que el reporte anual del año 2021 fue de 2.819.  

 

¿De qué huyen los venezolanos?  

Darién Venezolanos

Del hambre, falta de oportunidades,  persecución política, falta de empleo o baja remuneración salarial; así lo han hecho saber más de 6 millones de migrantes venezolanos que hoy están dispersos por el mundo.  

Los que avanzan por el Darién venezolanos en su mayoría, son jóvenes que salen de sus tierras en busca de un mejor porvenir, para ellos y sus familiares; parientes que se quedan con la agonía de saber si  volverán a tener cerca a su ser querido.  

Seguro te preguntarás, ¿Qué tan alto son los deseos de una persona por superarse a sí mismo y cambiar de entorno en búsqueda de sus sueños? Este deseo aumenta cuando se suman cargas familiares (hijos, pareja, padres) que, las personas, no logran mantener económicamente estando en su país de origen, causando en ella la determinación de recorrer una nueva ruta.  

 Testimonios en Darién venezolanos 

  • En febrero se dio a conocer la muerte de Marine Carolina Castellano Suárez, de 26 años. Viajaba con su esposo e hijo cuando fue arrastrada por la corriente de un río y se golpeó con una piedra en la cabeza.
  • En marzo se reportó que dos mujeres venezolanas sufrieron infartos cuando se encontraban atravesando la selva:
  • Andreína Chiquinquirá Acosta viajaba con su hijo, pero el cansancio del trayecto le causó un infarto. A pesar de que los compañeros de viaje la auxiliaron, no pudieron salvarla.
  • Merimar Paola Gómez Díaz logró atravesar el Darién tras 13 días de caminata, pero apenas llegó al final del recorrido, un paro cardíaco acabó con su vida. Había emigrado con su madre, su esposo y sus tres hijos.
  • En abril, un venezolano identificado como Giovanni Prado falleció de un paro cardíaco durante el recorrido en la selva. Su cuerpo se encontraba a tres horas de distancia del campamento Carretó, por lo que su hija pidió por medio de redes sociales ayuda para recuperar sus restos. 
  • En lo que va de julio, al menos 4 muertos se han reportado en redes sociales. Dos de ellos son madre e hija que intentaban cruzar la selva para reencontrarse con su pariente en Panamá. 

Edwel Chirinos, padre y esposo del último deceso mencionado anteriormente, dijo en una entrevista a Telemundo que «esa es una selva inhóspita. Es algo que no se lo deseo a nadie».  

Con lágrimas en su rostro e impotente por no poder darle cristiana sepultura a los cuerpos de su esposa e hija, indicó «por más fuerte que seas, ahí no vale fuerza. Es resistencia. Cuando entras, te quieres devolver. Vas en busca de un sueño y te truncas la vida. Muy pocos son los que salen. Hay muchos cuerpos que vas caminando y los ves colgando en los árboles».  

 

Lo más perturbador en Darién

Además de lo duro que es por sí la selva, los migrantes venezolanos se someten a los riesgos de ser asaltados, secuestrados, abusados sexualmente y en el peor de los casos asesinados.  

En enero de 2022, María, venezolana que atravesó el Darién, aseguró en una entrevista para TVV que fue violada por siete hombres y que luego le dijeron: «Corran, váyanse, si no, les vamos a disparar por la espalda». Relató que fue violada junto con otras mujeres, entre ellas, una niña de 13 años. 

Un gran número no logra alcanzar aún su sueño, pero los que han podido salir de esta selva con vida, revelan lo duro que es la travesía y los traumas psicológicos que les ha dejado. Agradecen el simple hecho de estar con vida.