Denuncian desaparecidos en el Darién, esta vez una madre venezolana y su hija de 5 años.

Denuncian desaparecidos en el Darién, esta vez una madre venezolana y su hija de 5 años.

Luz y Lusied.

Luz Asleidys Steile Arguelles y su hija Lusied Antonella Chirinos Steile pasaron nueve días en condición de desaparecidas. Madre e hija se encontraban en la selva del Darién en calidad de migrantes. Ambas venezolanas, originarias del estado de Falcón, ubicado al oeste de la costa caribeña, supuestamente intentaban llegar hasta Estados Unidos. Estas migrantes se integran a la amplia lista de desaparecidos en el Darién.

La última comunicación que Luz y su hija mantuvieron con sus familiares se dio el 3 de julio. En ese momento ya se encontraban en la selva. Se dice que en una zona denominada “la llorona”.

Lamentablemente, después de una semana de angustia e incertidumbre, los seres queridos de Luz y Lusied se enteraron de su fallecimiento. A través de un video que se les acercó el 12 de julio pudieron reconocer ambos cuerpos.

Según se reporta, todo sucedió cuando intentaron cruzar un río. Sin embargo, no lograron soportar la corriente. Fue así que se informó a sus familiares que la causa de muerte fue ahogamiento.

Los desaparecidos en el Darién.

Los desaparecidos en el Darién no solo tienen que sortear las inclemencias climáticas y naturales. También, tienen que superar el abuso de quienes dicen ser guías. Tal fue el caso del ex policía venezolano que fue abandonado en medio de la selva.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) reconoce que una gran parte de la población migrante proveniente de Venezuela está compuesta por grupos familiares, mujeres embarazadas y gente en situación vulnerable. El ACNUR advierte que el volumen de familias con pocos recursos que se aventura al éxodo va en aumento. Es por ello que los programas de protección son cada vez más urgentes.

Ante esta crisis de desaparecidos en el Darién, los familiares de los migrantes venezolanos han organizado una base de datos independiente. En ella se da cuenta de quienes no han logrado establecer comunicación. El último registro, del 17 de julio, reportaba un total de 76 desaparecidos.

El gobierno panameño, en conjunto con Naciones Unidas, mantienen estaciones de recepción en las localidades de San Vicente, Lajas Blancas Y Bajo Chiquito. Es en estos lugares en donde quienes se encuentran en calidad de desaparecidos pueden entrar en comunicación con sus familiares.

Asimismo, estas estaciones sirven como centro de ayuda humanitaria. Después de estar expuestos a altas temperaturas, humedad, deshidratación y otros peligros de naturaleza criminal, los migrantes requieren servicios médicos y alimentación.

Por otro lado, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), según una encuesta realizada entre el 12 de marzo y el 11 de julio del presente año, publicó que el 96.57% de los encuestados en las estaciones de recepción no reportan personas migrantes desaparecidas.

No obstante, dicha encuesta contabiliza, en total, 135 desaparecidos en el Darién.