Migrantes venezolanos arriesgan sus vidas para cruzar el peligroso Darién selva del infierno.

Migrantes venezolanos arriesgan sus vidas para cruzar el peligroso Darién selva del infierno.

La migración venezolana se ha establecido como un asunto frecuente en la agenda política y social de América Latina. Sus causas y consecuencias se han dejado ver desde hace algunos años. Aun cuando la crisis política en Venezuela parece estar disminuyendo, la economía sigue deteriorada. Las personas siguen saliendo de su país con rumbos distintos. Muchos deciden tomar el camino que los lleve a Estados Unidos. Pero primero, una parte importante del éxodo recorre el Darién selva del infierno.

Migración venezolana en América Latina.

El organismo especializado de las Naciones Unidas dedicado a los refugiados y desplazados, el ACNUR, menciona que la migración venezolana ha superado los 6 millones de personas alrededor del mundo. Esta cifra, que no ha dejado de crecer, ha convertido al éxodo venezolano en la segunda crisis migratoria más grande del mundo.

La mayoría de estos venezolanos se asienta en países de la región. Colombia y Perú concentran la porción más grande. Las cifras ascienden a los 2,82 y 1,28, millones de migrantes, respectivamente.

En ambos casos, también sucede que los migrantes arriban a estos países como parte de un viaje más largo. Es decir, se trata de un punto intermedio.

Aquellos que cruzan el territorio colombiano para dirigirse a otros destinos arriban al occidente de dicho país. Una vez ahí se ven enfrentados al que puede ser el mayor reto. Ante ellos se encuentra una barrera natural que se extiende entre la frontera que divide Colombia de Panamá.

El ACNUR y el gobierno panameño observó durante el 2021 que alrededor de 133,000 personas pasaron por su frontera sur.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y su oficina en Panamá constantemente registran el comportamiento de los flujos migratorios. Entre enero de 2021 y julio de 2022, la OIM registró que 30,973 venezolanos cruzaron la frontera colombo-panameña de manera irregular.

Por otro lado, la OIM, en una encuesta realizada entre marzo y junio de 2022 en sus centros de recepción, menciona que el 69.48% de los encuestados eran venezolanos que en su mayoría se dirigían a Estados Unidos.

Rutas migrantes en el Darién.

La migración que pasa por el Darién generalmente comienza en las costas del Golfo de Urabá. Específicamente, en los municipios de Necoclí y Turbo.

Necoclí obtuvo en los meses pasados mucha atención mediática por la saturación del único muelle con el que contaba hasta hace poco. De este municipio costero zarpan embarcaciones que llevan cerca de 60 personas. Estos servicios son ofrecidos por negocios originalmente dedicados al turismo.

Los viajes que salen de Necoclí generalmente se dirigen al municipio de Capurganá, el cual se encuentra a 66 kilómetros y se ubica cerca de la frontera con Panamá. El trayecto dura cerca de dos horas.

Asimismo, otras rutas de navegación llegan a las localidades panameñas de Carreto, Caledonia o Armila. Desde dichos puntos los migrantes tienen que cruzar la selva a pie. Las distancias pueden variar, sobre todo por la irregularidad del terreno y la ausencia de caminos. Pero se calcula que son tramos de entre 30 y 50 kilómetros.

La mayoría de los migrantes caminan con dirección a la comunidad de Canáan Membrillo. Durante los últimos meses dicha localidad se ha visto en una situación de saturación. Es un lugar, de por sí pequeño, en donde cuentan con una capacidad de alojamiento reducida. El reporte antes mencionado de la OIM menciona que el 86.34% de los migrantes utilizaron la ruta que lleva hacia Canáan Membrillo.

Asimismo, dicha comunidad ha instalado una estación de recepción diseñada para acoger 100 personas. No obstante, en ella se encuentran más de 3,000.

Darién selva del infierno.

Las muertes y desapariciones en el Darién se han vuelto notas frecuentes en los medios informativos de la región. Además, se tiene que agregar que esta selva es una zona en la que opera el crimen organizado.

Cuando se suman todas las condiciones adversas por las que tienen que pasar los migrantes, se entiende que a esta zona se le pueda llamar, Darién selva del infierno.

Recientemente, se dio a conocer el caso de un ex policía venezolano que decidió partir hacia Estados Unidos, del que no se supo su paradero hasta que se dio a conocer un video en donde se daba cuenta de su mal estado físico. Este migrante fue abandonado por los supuestos guías que lo acompañaban. Lamentablemente, dejó la vida en el Darién a causa de las condiciones adversas a las que se enfrentó.

Asimismo, fue conocido el caso de una madre y su hija que perdieron la vida cuando un río las arrastró. Antes, pasaron varios días desaparecidas.

Estos son solo algunos de los casos que frecuentemente se pueden encontrar en la selva del Darién, el lugar en donde una gran cantidad de migrantes comparten un mismo destino.