Mitos y realidades acerca de venezolanos inmigrantes en EE.UU

Mitos y realidades acerca de venezolanos inmigrantes en EE.UU

Los venezolanos inmigrantes enfrentan cientos de dudas a la ahora de embarcarse a la aventura de su sueño americano.  

Muchos son los mitos que reciben venezolanos antes de pisar suelos americanos. Muchas veces la ilusión del sueño americano, lo ciega de la realidad, la que muchos afrontan con paciencia. 

El tema de la inmigración en Estados Unidos está lleno de mitos que solo logran confundir más a quien busca legalizar su estatus en tierras norteamericanas. Infórmate correctamente y no cometas errores en base a malos consejos. 

En este post te diremos los mitos que se creen los inmigrantes venezolanos y lo que realmente sucede. Si deseas conocer cuáles son los mejores estados de EE.UU para migrar haz click aquí.     

Venezolanos inmigrantes
Los mitos que creen los venezolanos los aleja de la realidad

 

 

El mito más común: creer que los Estados Unidos lo reciben con los brazos abiertos 

Este es el primer mito que derriban. Esto sucede mucho porque quienes emprenden este viaje lo hace de manera improvisada, creyendo que los trámites de migración serán sencillos y no lo es. 

Los asesores de migración indican que cuando no hay nada planificado, aun cuando se tenga suficientes recursos económicos, siempre van a ver puntos de quiebre. 

 

Tener la ciudadanía es sencillo 

Este es un mito muy recurrente en los venezolanos y extranjeros que llegan a los Estados Unidos. La realidad es que el trámite para la obtener la ciudadanía puede tardar hasta 20 años según la situación de cada individuo. 

 

La migración es personalísima y no referencial 

Otra creencia de los inmigrantes venezolanos es pensar que lograrán entrar a los Estados Unidos, igual que a sus familiares. En temas migratorios la referencia no sirve. Esto se debe a que las autoridades evalúan cada ingreso de manera única y por ende cada migración es personalísima.  

 

Amoldarse a lo que le dicen sus familiares 

Zapatero a su zapato. Así es el dicho, el cual muchos venezolanos inmigrantes no toman en cuenta, sólo se amoldan a lo que les dicen sus familiares y punto. Muchos evaden la ayuda especializada de asesores expertos en la materia y toman rutas más complejas para resolver sus problemas de documentación y permisos.  

Solo será 5 0 10 días detenidos 

Los venezolanos o extranjeros que se arriesgan entrando a los EE.UU por la frontera mexicana, lo hacen con la idea de pasar 5 o 10 días detenidos, la realidad es otra. Estos ciudadanos, son llevados a refugios provisionales y luego son llevados a cárceles según corresponda. El tiempo en ella es sólo una decisión de Estado. Razón por la cual se ha conocido de casos de venezolanos inmigrantes con 2 y hasta 3 años privados de libertad.  

 

Boleto a la libertad condicionada 

Tras muchas fábulas e historias escuchadas en la celda que comparten con otros migrantes, toman la idea que al salir de la cárcel serán libres totalmente. Y no sucede así. Lo que realmente sucede es que tendrán un juicio a la libertad y esto puede demorar años. 

La mayoría de los venezolanos inmigrantes aprovecha el tiempo mientras se da el juicio para trabajar y ahorrar dinero, de modo que si les niegan la oportunidad de quedarse en Estados Unidos podrán regresar a su país con algo de dinero ahorrado. 

Casarme con un americano garantiza la residencia permanente 

La ilusión de una residencia permanente es la meta de todo inmigrante, pero pensar que al casarte con un americano la tendrás, no es correcto. De hecho, la residencia permanente se obtiene después de dos años de probatoria, tras una entrevista en que se debe demostrar la validez de la relación. 

Pedir asilo político porque mi país está en crisis 

Este mito termina cayéndose durante la investigación de las autoridades migratorias. La mayoría de las peticiones de asilo político son rechazadas. Hay que demostrar que existe un miedo de persecución creíble. Los 5 motivos específicos son: raza, religión, nacionalidad, grupo social específico u opiniones políticas. Lo cual debe ser probado.  

Venezolanos inmigrantes

Si me caso con un gringo desde Venezuela me dejan entrar a Estados Unidos 

Muchos creen, especialmente las mujeres, que siendo indocumentado es mejor casarse con un ciudadano americano en tu país de origen. De hecho, casarse en el extranjero con un ciudadano americano, argumentando nunca haber vivido en los Estados Unidos, sin que esto sea cierto, es un fraude. Y en la mayoría de los casos es descubierto por las autoridades migratorias. 

Evadir impuesto por estar indocumentado 

Es no tener documentación, no te exonera de los impuestos que debes pagar al estado americano. De hecho, no pagarlos es un delito. Si se quiere en un futuro obtener la ciudadanía la evasión de impuestos puede ser un motivo para la negación de la misma. 

 

Tengo preferencias porque llevo años en EE.UU 

Debes saber que haber vivido por 10 años en Estados Unidos no te da preferencias migratorias. La realidad es que debes cumplir una serie de requisitos y el tener 10 años viviendo en suelo americano no hace diferencia. A veces esto se confunde con la cancelación de la deportación. 

 

Tengo visa y por eso entro a los Estado Unidos 

Los venezolanos inmigrantes que han adquirido la visa creen tener asegurado la entrada a los Estados Unidos. De hecho,  la visa da la posibilidad de entrar a los Estados Unidos, pero es el agente de inmigración que entrevista al viajero quien toma la decisión final y tiempo de estadía, así que no es garantí tener la visa.