¿Qué es el Tapón del Darién y dónde se ubica? La selva de la que todos hablan, pero pocos se salvan.

¿Qué es el Tapón del Darién y dónde se ubica? La selva de la que todos hablan, pero pocos se salvan.

El lugar en donde se encuentra el istmo centroamericano y el Cono Sur se halla una selva que durante los últimos años ha estado en el foco de atención dentro del fenómeno migratorio en América Latina. Se trata del denominado Tapón del Darién. A continuación, se presenta una breve monografía que permitirá saber ¿qué es el Tapón del Darién y dónde se ubica? También, se abordarán sus peligros, así como un repaso sobre la migración que por ahí pasa.

¿Qué es El Tapón del Darién y dónde se ubica?

Antes de hablar sobre los peligros de la selva y de la migración, es necesario aclarar qué es el Tapón del Darién y dónde se ubica.

La región conocida como el Darién es una porción de territorio que comparten Panamá y Colombia. En cuanto a división política y administrativa, corresponde a la provincia panameña de Darién y a los departamentos colombianos de Chocó y Antioquía.

Las coordenadas exactas son: latitud 7° 54′ 0” Norte. Longitud 77° 28′ 36” Oeste.

El Darién delimita en el norte con el Caribe, mientras que al sur se encuentra con el Océano Pacífico.

Dicha región alberga la selva tropical del mismo nombre, la cual se extiende por 575,000 hectáreas. Se trata de una cuenca hidrográfica, con presencia de pantanos y montañas.

Climatológicamente, en el Darién son constantes las precipitaciones, llegando a promediar 209 milímetros durante los meses más lluviosos. Asimismo, la humedad es sumamente elevada y la temperatura puede llegar a los 33° en el punto más caluroso del verano. Sin embargo, la sensación térmica puede ser más elevada.

Por las condiciones del terreno, el tramo de 106 kilómetros de la carretera Panamericana entre Yaviza, Panamá, y Turbo, Colombia no pudo ser construido, de ahí que se le conozca como Tapón del Darién.

En cuanto a su condición como ecosistema, la selva del Darién cuenta con el título de parque nacional en ambos lados de la frontera colombo-panameña. Asimismo, se encuentra resguardada por la denominación que las Naciones Unidas le dan como patrimonio natural de la humanidad.

Las amenazas en la selva.

Los peligros que se encuentran en el Tapón del Darién pueden ser causados por las condiciones naturales de la selva o por acción directa de grupos criminales.

Tal como se apuntó, esta región llueve constantemente y la temperatura y la humedad son elevadas. En este sentido, uno de los primeros peligros a los que se enfrentan las personas que se internan en ella es la deshidratación, la cual es causante de que el cansancio se acelere y las condiciones motrices se deterioren.

Las condiciones ambientales adversas suelen ser un factor que ralentiza el trayecto. Asimismo, al tratarse de una zona en donde abundan las pendientes, los ríos y los pantanos, los accidentes son una constante que afecta a la migración que por ahí transita.

Otra amenaza natural se puede encontrar en la abundancia biológica que habita la selva del Darién. Más allá de las especies que podrían tener una imagen más amenazadora, como los jaguares, los peligros más presentes son las arañas, ciempiés y mosquitos. Estos últimos con un grado extra, ya que en las zonas tropicales abunda el mosquito anopheles, el cual porta el parásito causante del paludismo.

En cuanto a los riesgos por causas humanas, el principal factor se encuentra en los agrupamientos criminales dedicados al narcotráfico. Específicamente, se trata del Clan del Golfo Colombia, supuestamente el grupo criminal más grande de Colombia. Una de las consecuencias de la desmovilización de las FARC-EP ha sido la ocupación por parte del Clan del Golfo de los territorios antes controlados por la guerrilla.

Además de los estragos que ha dejado el conflicto armado, dicha agrupación criminal ha impuesto a los migrantes un sistema de peaje que podría elevarse a cientos de dólares.

También, en ocasiones, los narcotraficantes obligan a los migrantes a transportar droga como parte de este sistema de cuotas. Asimismo, existe presencia de redes de trata, robo, tala y minería ilegal.

El tránsito migratorio.

A pesar de que los peligros son abundantes y se trata de una zona sin caminos, los migrantes recurren al Tapón del Darién como una de sus opciones para continuar con su camino.

La contabilidad que realizó el ACNUR durante 2021 señala que los cruces en la frontera entre Colombia y Panamá llegaron a los 133,000.

Las nacionalidades de los migrantes varían, entre las que destacan venezolanos, haitianos, así como nacionales de distintos países del África subsahariana.

Muchos de estos grupos de migrantes inician sus trayectos en los municipios de la costa del Golfo de Urabá, en donde se embarcan para llegar a poblados panameños y de ahí continuar a pie. Se dice que el recorrido caminado puede durar unos días.

Ante esta situación, el trabajo de las organizaciones que prestan asistencia humanitaria se ha vuelto esencial. Organizaciones han instalado centros que prestan ayuda y recopilan información que permite saber la magnitud de la migración que pasa por el Tapón del Darién.